El personal del Instituto Guatemalteco de Migración coordinó la expulsión de cinco venezolanos y seis ecuatorianos que fueron atendidos en uno de los albergues migratorios en la ciudad de Guatemala. La salida de hacia el Puesto Fronterizo Agua Caliente, en Chiquimula se debe a su situación migratoria irregular.